5 formas alternativas de escuchar Wicked Game

Por: Mario Valencia

Ya sea por haberla escuchado en Wild at Heart de David Lynch, o en aquél capítulo donde Ross y Rachel de Friends tienen sus queveres por primera vez o porque ha estado en la radio los últimos 20 años… Wicked Game, de Chris Isaak es una gran canción, quintaesencial para definir el venidero sonido pop rock de los años 90s. Pero hoy intentemos olvidarnos un instante de este himno para escuchar cinco reintepretaciones a la altura de este clásico. Así que pónganse su chamarra estilo El principe del rap y recorramos algo más, de Historia de 1990.

HIM:

Sin ser un gran admirador de Ville Valo y el trabajo de esta banda, admito que este es un gran cover, con matices oscuros y una gran dosis de rock pesado. ¿Alguien sabe donde más sale ese ángel darks del video? ¡Es increíble!

Tangerine Dream:

El enlace es de todo el disco, pero el cover se encuentra a partir del minuto 26.

Los veteranos del kraut rock, con casi 50 años de carrera artística, fueron introducidos a una nueva generación gracias a su composición del soundtrack de Grand Theft Auto V, pero un par de años atrás, lanzaron un disco llamado Under Cover, con temas de Bowie, Kraftwerk y The Beatles. Por supuesto, una versión de Wicked Game se hizo presente al más puro estilo electrónico.

Blonde Addiction:

¡Noise pop en su máxima expresión! Esta rubia norteamericana de mediano éxito en Youtube, nos trajo su propia dulce versión.  Lástima del video tan pobre, como sacado de “MTV sobras”. Además, ¿por qué el galán se parece a Luis Guzmán?

Nine Lives:

Hora del surf rock en nuestro conteo. Otra banda con buen estilo que no pudo despegar. Nine Lives tuvo la actitud para convertir nuestro himno en una pieza bailable, con un sonido retro simplemente encantador.

Pipilotti Rist:

La artista conceptual suiza (se escucha muy hipster esa descripción, ¿cierto?), lanzó este video llamado I’m a victim of this song, supongo que como todos lo fuímos en algunos momentos. Es la versión más bizarra, sin sentido ¡pero excelente! Los gritos de desesperación mientras corea “I don’t wanna fall in love”, son geniales, aunque solo aptos para aquellos que de manera honesta, puedan acabar la canción sin pensar “¿qué carajos?”

Como ven, la canción inspiró a un sinfín de artistas de distintos géneros: una prueba más que la calidad musical, siempre logra romper cualquier barrera.

PD: Nomás de pilón, nomás por no dejar. La editora Lola Kemper pidió que al conteo agregáramos esta versión de La Ley, titulada Sin Ti.

Twitter: @MarioZala
Blog: elmario.blogdiario.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s